Patrimonio

Ante la demanda de muchos de nuestros clientes, hemos implantado la figura del ADMINISTRADOR DE PATRIMONIO, que no es ni más ni menos que un Administrador Personal para todos aquellos propietarios o ciudadanos en general, que dada su imposibilidad de poder atender la gestión y el control de su patrimonio, encomiendan éste a un profesional que se lo gestione con eficacia y transparencia, siendo algunas de sus funciones las que a continuación detallamos:

– Control de sus cuentas bancarias (corrientes, plazos, obligaciones, etc.) con obtención de las mejores condiciones económicas y garantías, así como ofreciendo total transparencia y control al titular de las mismas.

– Gestión de alquileres de inmuebles (pisos, locales, oficinas o plazas de garajes), con redacción de contratos, cobro de rentas, reclamaciones de impagados, relaciones con la Comunidad, etc., etc., con Liquidaciones de carácter mensual.

– Solicitudes y demandas a organismos públicos, tales como Ayuntamiento o Junta de Extremadura, en gestión de subvenciones, ayudas, o peticiones de cualquier tipo, con redacción de escritos y documentos, así como el seguimiento hasta su total resolución.